Nuestra meta es que tu sonrisa se mantenga igual que cuando terminaste tu tratamiento.

Por esta razón te recomendamos seguir unas sencillas instrucciones de uso y cuidado de tus retenedores, pues son ellos los que aseguran que tus dientes se mantengan en la posición correcta.

Si tienes retenedor removible ten en cuenta las siguientes recomendaciones

Inicialmente, utilízalo de día y de noche. Después de un tiempo de evaluación, el doctor te informará si hay modificaciones en la frecuencia y cómo debes utilizarlo.

Cualquier molestia inicial que pueda presentarse con el retenedor, debería desaparecer en unos pocos días, de lo contrario, por favor consúltanos para verificar el por qué de la molestia y solucionar inmediatamente la situación.

Cuando no estés usando el retenedor, guárdalo en una caja dura. Esta caja se debe lavar una vez por semana. No guardes el retenedor entre servilletas, en contenedores blandos, ni en tus bolsillos, pues es un elemento frágil que puede romperse muy fácilmente.

Debes lavar tu retenedor diariamente con un cepillo duro y jabón de coco o de manos. NUNCA utilices crema dental para lavarlo. Adicionalmente te recomendamos lavarlo cada quince días con tabletas Corega para desinfectarlo profundamente y eliminar posibles malos olores.

NUNCA sumerjas el retenedor en agua caliente.
No tomes bebidas calientes o ácidas con el retenedor puesto.
Mantén tu retenedor fuera del alcance de las mascotas.

Siempre debes traer el retenedor a cada una de tus citas de control, aun cuando únicamente lo estés usando en la noche.

Por favor, comunícate inmediatamente con nosotros en caso de pérdida o daño del retenedor para programar una cita para reponerlo, de lo contrario, se podrán perder los resultados del tratamiento realizado previamente.

Si tienes retenedor fijo ten en cuenta las siguientes recomendaciones

Recuerda que el retenedor fijo permanecerá en tu boca hasta que el doctor decida que ya es tiempo de retirarlo.

Evita comer alimentos duros o pegajosos.

Si se llega a caer algún punto de resina de algún diente, debes acudir lo más pronto posible al consultorio para hacer la reparación correspondiente, de lo contrario se podrán perder los avances del tratamiento realizado previamente.

Procura mantener una excelente higiene y usa enhebradores dentales o super floss, elementos que puedes conseguir en cualquier supermercado, droguería o almacén dental.